Google+ Followers

jueves, 26 de noviembre de 2015

Restaurantes con estrella Michelín en España.

     Gracias a distintos programa de cocina conoce a algunos cocineros famosos por sus estrellas Michelín. Descubre algunos de los restaures con estrellas Michelín y cuanto te puede costas comer en ellos.

  Lista elaborada por el periódico digital 20 minutos.

  
1. El Celler de Can Roca (Girona)


 Se define como un restaurante 'free style', de cocina de estilo libre, comprometida con la vanguardia creativa y sin renunciar a lo tradicional. Fue fundado por los hermanos Joan y Josep Roca en 1986 y en 1998, el hermano menor, Jordi, se incorporó a la cocina. Tres hermanos que a día de hoy lideran, junto a otras cabezas de la familia menos visibles, el mejor restaurante del mundo.




 Respecto a los menús, impresiona que desde el año 2011 no hay carta. La familia Roca funciona con menús degustación que rondan los 200 euros —entre 170 y 190 sin bebidas incluidas— por comensal. La capacidad del restaurante es de 40 comensales y al año atiende a 21.000 personas en nueve servicios a la semana, unos 215 días. A pesar del precio, son necesarios hasta once meses de espera para conseguir mesa. Las reservas se abren a las 12 de la noche del día uno de cada mes. 2. Sant Pau (Sant Pol de Mar, Barcelona)




2. Sant Pau (Sant Pol de Mar, Barcelona) 



Restaurante reconocido por las preparaciones de la chef Carme Ruscalleda, que ofrece en su web recetas para los aficionados a la cocina. Es un sofisticado local con terraza ajardinada y árboles. La capacidad del restaurante es de 35 comensales, y para atenderlos trabaja un equipo de más de 30 personas. Dimsum de calabaza, bogavante sobre terciopelo de tomate y fresas o pez loro con sabores Thai son los platos estrella de su menú degustación. El precio por comensal es de 165 euros, con posibilidad de añadir más postres a la lista por 13 euros más. Para pedir este menú todos los componentes de la mesa deberán pedirlo por igual. El 1 de abril de 2004 Ruscalleda extendió su sabiduría a Japón, y abrió un nuevo restaurante en el centro de Tokyo.








 3. DiverXO (Madrid)



 Cerdos con alas, lienzos que evolucionan y mariposas en el estómago. "Una cocina única marcada por sensaciones muy intensas y creatividad pura", así describe el chef David Muñoz sus combinaciones gastronómicas.Con una capacidad de 40 comensales por servicio, el restaurante del chef madrileño situado en el centro de la capital ofrece dos opciones de menú tan solo diferenciadas por el precio —uno 145 euros y otro 200 por comensal— la cantidad de comida y número de platos. "Ambos brutales, sin límites", asegura.

No hay un hueco disponible hasta abril de 2016. Las reservas se efectúan por teléfono o a través de internet y  para conseguir mesa en DiverXO es necesario comprar un ticket por el valor de 60 euros, precio que se descontará de la cuenta final. A pesar de que no devuelven el importe de los tickets, son transferibles en caso de no poder asistir y al avisar con 48 horas de antelación se puede cambiar el día de reserva, según disponibilidad. 










4. Akelare (San Sebastián)


 El corazón de Akelaŕe es Pedro Subijana y un gran equipo humano, profesional y eficaz que pone toda su pasión al servicio de los clientes. El local se encuentra en el monte Igueldo, prácticamente suspendido sobre el mar, por lo que dispone de unas increíbles vistas del Cantábrico que permiten ver claramente el ratón de Guetaria y, según palabras del propio chef, en días muy claros hasta Bermeo. Subijana recomienda optar por comer en fórmula menú degustación. Ofrecen tres variedades "elegidas a conciencia, equilibradas y actualizadas constantemente con nuestras últimas novedades y los productos del momento", manifiestan. Aranori, Bekarki y Los clásicos de Akelaŕe son sus nombres, y el precio de los tres es el mismo: 175€ por persona +10% IVA  y sin incluir las bebidas. Además, también cabe la posibilidad de hacer un menú al gusto y medida del comensal y ofrecen una carta que da la posibilidad de elegir personalmente el plato a degustar, así como encargar los postres con antelación.





 5. Arzak (Donostia- San Sebastián)



 Cocina de autor, vasca, de investigación, evolución y vanguardia. El chef Jose María Arzak muestra en sus creaciones algo más que ser un perfeccionista en la cocina. Los múltiples detalles de restaurante van desde el diseño o la decoración de sus instalaciones hasta la gran historia que hay detrás de cada uno de sus platos. Rape y cebolla bronceada, pompas de piña, piedra lunar, pato bien azulón, el círculo del chipirón, cordero inyectado y malta de cerveza o bonito en hoguera de escamas y cebolla son degustaciones que llevan consigo una gran dedicación. El precio del menú es de 205 euros —incluido el IVA— y a la carta, el precio final estaría entre los 150 y 170 euros. Es destacable su carta de vinos.










 6. Azurmendi (Larrabetzu, Vizcaya)


 El cocinero Eneko Atxa ha conseguido desarrollar y desplegar su gran capacidad creativa en el complejo gastronómico Azurmendi. Sus raíces, el diálogo con su entorno inmediato y el recetario culinario tradicional vasco han sido y siguen siendo los fundamentos de cada una de sus creaciones.El edificio se localiza en la ladera de una colina y rodeado de viñas. Fue distinguido como el restaurante más sostenible del mundo en 2014. 

El restaurante dispone de dos menús: Por un lado el 'Adarrak', compuesto por creaciones nuevas elaboradas en el año 2015 y antiguas que llevan su nombre desde el 2009, y por otro, el 'Erroak' en el que, durante el transcurso de su degustación, ofrecen distintos panes elaborados de manera artesanal, es el caso del elaborado con leche del caserío del productor Juan Zabala, con espelta autóctona y con maíz de Mungia. Los precios son diferentes, el primero cuesta 175 euros y el segundo 145 —a pesar de que se le puede añadir una selección de quesos, con sus guarniciones y un pan de pasas y nueces de 18 € la ración—, ambos sin IVA incuido. 









7. Restaurante Martín Berasategui (Lasarte-Oria, Guipúzcoa) 


Martín Berasategui es uno de los chefs más prestigiosos de nuestro país, tiene en su poder siete estrellas Michelín y numerosos restaurantes de calidad. Con más de 35 años de experiencia, Berasategui se ha convertido en un auténtico astro de los fogones. En el restaurante que lleva su nombre, localizado en Guipúzcoa, ofrece la posibilidad de que los comensales elijan menú o platos sueltos y destaca, ambiental y decorativamente, por su elegancia. Tiene capacidad para 400 personas. La carta está compuesta por comida para todos los gustos, con la fecha en la que se realizó la creación y el precio que va desde los 32 euros el plato más barato, el postre, hasta los 71 euros —los más caros— propios de un segundo plato. Por otra parte, el menú degustación que propone está compuesto por "unos pequeños bocados para abrir apetito" que seguirá en pequeñas raciones de ensalada, pescado o carne, hasta llegar al final de la manera más dulce por 205 euros.










 8. Restaurante Quique Dacosta (Dénia, Comunidad Valenciana)


 El chef Quique Dacosta busca en todos sus platos la perfeccfión. Que el comensal disfrute, que viva una experiencia única probando sus creaciones. Por ello, ofrece dos tipos de menú: 'Universo Local', compuesto por platos que se han consolidado en el tiempo y representan nuestro bagaje en forma de tradición, evolución y vanguardia y 'Estados de ánimo' en el que el chef propone que no haya guión, que el comensal empiece la experiencia sin ningún papel escrito con la secuencia de platos. "Queremos que te dejes llevar por tus sensaciones e interpretaciones y que te dejes guiar por nosotros", explica. Ambos menús tienen un único precio de 185 euros, lo que varía en ellos es la opción de maridage —en el primero cuesta 79 euros y el segundo 99—.


 Menús todos ellos para abrir boca, dejar una experiencia inolvidable y...dejar el bolsillo algo más vacío.













No hay comentarios:

Publicar un comentario

Collar "El Elfo Deseante" con cristal SWAROVSKI

   Lo puedes encontrar en amazon en el siguiente enlace:  http://amzn.to/2guakOU      Es el tipo de collares que te llenan la mirada...