Google+ Followers

jueves, 7 de mayo de 2015

Los gatos y la muda del pelo.

   Seguro que reconoces enseguida la llegada de la primavera y no es por el buen tiempo, ni por los árboles cargados de flores... es porque tu gato ha empezado a perder pelo. ¡Mucho pelo! Es la hora de la muda.


Durante la muda, tu gato se deshace de gran parte del pelo que lo ha protegido del frío del invierno y se prepara para la primavera con un pelaje renovado y fuerte. ¡Toca aligerar un poco! Aunque casi la mitad del pelo que los gatos pierden a lo largo de todo el año cae justo en los meses que van desde la primavera hasta el verano también se les suele caer cuando llega el otoño.
Como puedes imaginar, la muda depende principalmente del tiempo: cuando llegan las temperaturas más cálidas y los días empiezan a alargarse, los gatos empiezan a cambiar el pelo. En los gatos que viven dentro de casa, este ritmo natural puede verse alterado por la temperatura y la iluminación artificialmente estables durante todo el año y la muda puede acabar siendo... una pérdida de pelo continua y un gran engorro para ti.
También hay otros factores que pueden afectar a la pérdida de pelo de tu gato como por ejemplo una mala alimentación, situaciones estresantes prolongadas o baños demasiado frecuentes.
¿Qué puedes hacer cuando llega este momento?
Cepíllalo frecuentemente, incluso a diario. Así favorecerás la renovación del pelo, evitarás que tu casa se llene de pelo muerto y, sobre todo, será la mejor manera de que tu gato no ingiera grandes cantidades de pelo. Los gatos no digieren el pelo así que, si lo comen, corren el riesgo de que se les formen peligrosas bolas de pelo. Estas pueden provocar obstrucciones intestinales y convertirse en una urgencia veterinaria. Las bolas de pelo son más frecuentes en los gatos de pelo largo pero también hay que vigilar con los de pelo corto, especialmente durante la muda.  
Cuida su alimentación. Con una dieta equilibrada y de calidad le ayudarás a prevenir la pérdida excesiva de pelo y a favorecer la salida del nuevo pelaje. También puedes darle a tu gato suplementos alimenticios que le ayuden a prevenir una caída de pelo excesiva.


A pesar de todo, no siempre es fácil tener bajo control la caída de pelo en un gato en plena muda. Por eso, te recomendamos un par de soluciones extra: ten a mano una buena aspiradora y un rodillo para la ropa y ayúdale a expulsar el pelo que pueda haber ingerido en sus largas sesiones de aseo. Para conseguirlo, le puedes dar un poco de malta: con su poder ligeramente laxante, la malta favorece el transito intestinal y la eliminación de las bolas de pelo. También puedes aumentar su consumo de fibra con piensos específicos que sirven para prevenir la formación de las bolas de pelo. Se los puedes dar durante todo el año o solo durante la época de muda. Otra opción es plantar semillas de hierba para gatos. Los gatos tienen predilección por los vegetales de hojas largas y estrechas y, cuando después de pocos días aparezcan unos tiernos brotes, tu gato no tardará en empezar a morderlos y comerlos. ¡Es infalible!
La muda es un proceso normal pero si crees que tu mascota está perdiendo demasiado pelo, ves que tiene parches sin pelo o sospechas que está pasando por una época de fuerte estrés, deberías consultar con tu veterinario de confianza. Recuerda: ¡no todo el pelo que cae depende de la muda!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Disfrutabox Reset.

   Terminamos la temporada de verano y sabemos que estos últimos días hay volver a la rutina, al cambio de tiempo y todo ello sin que nos su...