Google+ Followers

lunes, 4 de mayo de 2015

La bueno o mala suerte de los gatos en distintas culturas.

   En nuestra cultura ha estado muy calada la creencia de que los gatos, especialmente los negros, traían mala suerte, pero esto no siempre ha sido así ni tampoco en todas las culturas. Así, existen numerosas leyendas que presentan al gato como un animal capaz de atraer la abundancia y la buena suerte a su compañero 
humano.

De todos los gatos que han traído suerte a su propietario destaca el protagonista de un cuento de Perrault, “El gato con botas”, un animal tan inteligente que consigue que el hijo de un pobre molinero herede todo un reino y se case con una bella princesa.

Otra leyenda está localizada en Reino Unido durante el siglo XVI y la protagoniza lord Richard Whittington, un niño procedente de una familia pobre que se hace rico gracias a las dotes de cazador de su gato. Como parte de la leyenda, se asegura que este personaje consiguió ser alcalde de Londres y que construyó el palacio que actualmente alberga la Bolsa de comercio de dicha ciudad.

Otros intrépidos cazadores de ratones son los protagonistas de la leyenda que hay sobre la fundación de la bella ciudad de Venecia.Se cuenta que un hombre pobre que viajaba con dos gatos se asocia con un hombre rico mientras huían de la devastación que el rey de los hunos, Atila, estaba haciendo en la ciudad de Aquila. Ambos se refugian en la isla que luego sería Venecia, que estaba infestada de ratones, donde los felinos consiguen vencer a los roedores y hacen ricos y famosos a sus propietarios.

Sin embargo, hay más leyendas por todo el mundo, algunas menos conocidas, que ponen de manifiesto el ingenio y creatividad de nuestros gatos imaginarios. Por ejemplo, en Japón y en China tenemos al Maneki-Neko, un gato que, al rescatar a un señor feudal de una muerte segura por un rayo de una tormenta, llevó la buena fortuna a su amo, sacerdote de un empobrecido templo, por acoger a este rico señor feudal.


También muy lejos, en la exótica Tailandia, antiguo reino de Siam, la raza de los enigmáticos gatos azules Korat se considera fuente de armonía y felicidad. Su nombre original era Si-Sawat, que significa “buena suerte”, y era costumbre regalar una pareja de gatos Korat a las novias en el momento del enlace.

Como vemos, hay muchas posibilidades de que nuestro gato, además de ser siempre creativo para realizar nuevas travesuras y así hacer nuestras delicias, nos guíe con su buena fortuna por los caminos de la felicidad. De todas maneras, no cabe duda de que las satisfacciones que nos dan cada día son la mejor recompensa.


1 comentario:

  1. Es cierto que toda la vida hay muchas habladurias de los gatos es muy interesante lo que cuentas gracias por la información

    ResponderEliminar

Collar "El Elfo Deseante" con cristal SWAROVSKI

   Lo puedes encontrar en amazon en el siguiente enlace:  http://amzn.to/2guakOU      Es el tipo de collares que te llenan la mirada...