Google+ Followers

miércoles, 12 de marzo de 2014

Tu piel antes y después del embarazo.

    Durante el embarazo y la lactancia el pelo se reseca, y aparecen manchas, estrías, y otras complicaciones. 
   Nuestra matrona nos dará indicaciones desde la primera visita, sobretodo de la utilización de aceite de almendras o productos contra las estrías.  Lo malo es que como aun no lo vemos nos pensamos que no hace falta, hasta que aparecen y nos toca ponerle solución.
   Se nos tiene que meter en la cabeza que nuestro cuidado personal tiene que ser constante y en el momento del embarazo, con los cambios hormonales y físicos tenemos que prestarnos una especial atención.

   En estos temas por mucho que leas o te informes es muy importante que siempre tengas a tu lado a profesiones. Incluso en temas de cremas, que se absorberán por el cuerpo tienen que ser recomendadas por profesionales; médico, matrona o farmacéutico.





Estrías:

   Son alteraciones de las fibras elásticas de la piel, muy comunes durante el embarazo y el pos parto. Se producen por la subida y bajada de peso, por lo que es importante no aumentar más de un kilo por mes (según indican los obstetras).

   Una puede prevenir las estrías hidratando la piel del abdomen y de las mamas con cremas con vitaminas A y E o con lanolina y suaves masajes.

   En las farmacias encontraremos una muy buena variedad de cremas anti estrías.

   Si la piel está húmeda, se estira más, pero la elasticidad de las fibras depende de la constitución de cada una. Luego del parto también suelen aparecer, y por eso en tan importante mantener bien hidratada la piel en todo momento.


· Celulitis:

   Como la mujer suele engordar e hincharse durante el embarazo (y si bien también puede aparecer antes) la celulitis tiene una tendencia mayor a desarrollarse.

   Lo aconsejable en estos casos es descansar, caminar, hacer gimnasia, bicicleta suave y realizar masajes de drenaje linfático.

   Además puede añadirse un gel con aloe vera sin perfume, para descongestionar la piel, debido a la vasodilatación.



· Manchas:

   Las manchas pueden aparecer en la cara, debido a los cambios hormonales, sobre todo durante los meses de verano. Por eso es recomendable utilizar protectores solares altos, es decir superiores a un factor 30.

   Lo que hay que evitar:

   No se debe utilizar durante el período del embarazo ni el de la lactancia toxina botulínica, ácidos retinoico y glicólico, y todo tratamiento que irrite la piel, para evitar edemas.    También hay que olvidarse de las cremas cosméticas con antibióticos.

   Evitar las máscaras con ácido salicílico, la presoterapia (realizar movimientos fuertes de circulación en las piernas) y la mesoterapia con inyección de medicamentos, ya que durante el embarazo las sustancias se transmiten por la placenta, mientras que en la lactancia esto sucede a través de la leche.

   Una vez terminada la lactancia se pueden retomar todos los tratamientos anteriores al embarazo.


    Por estas importantes rezones recuerda cuando regales una canastilla para bebé recuerda a la mamá y recuerda incluir una crema para sus cuidados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Manicura #156 Regia Masglo